17.9.07

La chica de al lado

"No voy a contaros esto.
Me niego...

Hay cosas que sabes que morirías antes de contarlas, cosas que deberías haber muerto antes de verlas.

Yo observé y lo vi."


He aquí un libro realmente desagradable e incómodo, un libro que no me ha proporcionado los sustos que espero de una historia de miedo pero a cambio ha hecho que me removiera, realmente inquieto, más de dos y más de tres veces mientras lo leía. Un libro que no necesita de ningún elemento sobrenatural ni de ningún festival de vísceras para provocar algo más que desasosiego.

La chica de al lado narra un episodio de la infancia del narrador, la llegada de una chica nueva al barrio y cómo ésto desencadena el desastre, la pérdida de la inocencia de una manera más que brutal y cómo de fácil puede llegar a ser dejarse arrastrar por la locura.

Al principio todo es perfecto, están los amigos de la infancia, la chica nueva, su tía Ruth, amiga de todo el mundo... Hasta que Meg, la chica, comienza a dar muestras de una levísima rebeldía. Que su tía, la genial (según toda la pandilla) tía de Meg tiene que ser castigada para evitar males mayores. Y a partir de ahí, la locura. El castigo va endureciéndose, y pronto es pura y simple tortura, que va aumentando en intensidad al tiempo que la locura de Ruth crece. La idea es no solo castigar a la chica, sino destrozar su voluntad también. Esa locura, en otro giro hacia el horror más puro, contagia rápidamente a los chicos de la pandilla...

Visto lo visto en este libro, Jack Ketchum es un escritor implacable al que no le gustan las salidas fáciles. Nadie es inocente en este libro, salvo quizás la víctima. Ni siquiera los niños, que aquí son al mismo tiempo víctimas y torturadores. Tremendo retrato de la infancia el que se marca el autor, indefensión total frente a los adultos y crueldad absoluta con los más débiles. Y tremendo retrato de lo que puede suceder tras las paredes de cualquier hogar. Ya digo que es un libro nada agradable. Y el hecho de que no se limite a una exposición de atrocidades, sino que se atreva a explorar el descenso a la locura y lo fácil que puede ser dejarse arrastrar por ella de una manera tremendamente verosímil (o eso me ha parecido) dota al libro de una potencia descomunal. Y el que la idea surgiera, según cuenta el autor en el epílogo, de un hecho real acontecido a mediados de los 60 lo hace todo mucho más horrible. La manida frase "no apto para estómagos sensibles" nunca ha tenido más sentido que con este libro. Y eso, tratándose de un libro de terror, es el mejor elogio posible.

Buscando información sobre el autor y el libro (no había oído hablar de Ketchum hasta hace muy poco, y si no me equivoco no hay nada más suyo traducido a nuestra lengua) me he encontrado con que la adaptación al celuloide de esta obra está lista para estrenarse ya mismo. Aquí está el trailer, que parece bastante fiel. Aunque no creo que se atrevan a llegar a los límites de crueldad que alcanza la obra de Ketchum, por lo menos en el aspecto psicológico. Veremos.



7 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Parece que este libro da miedo en serio. Un terror que por lo que comentas es difícil de eludir si uno se mete dentro. Saludos!

Roski dijo...

Ye está comprando para la biblioteca.

Que sepa que de los horrores y pesadillas de mis usuarios será usted el responsable.

Pese sobre su conciencia.

Saludos.

Juanma Sincriterio dijo...

Budokan: Más que dar miedo impresiona mucho, por crudo y, sobre todo, creíble. No te deja esa sensación de "susto agradable" de la mayoría de historias de terror. Deja muy mal cuerpo, la verdad.

Roski: ¡Bien hecho! Traumatizar almas despistadas siempre ha sido uno de mis deseos. ¿Y qué son unas pesadillas provocadas para mi castigada conciencia?

Saludos, y felices vacaciones!

Cornflakegirl dijo...

Hola,

Sólo quería saludar y evitar que Superman llore más de la cuenta :D
Me has picado mucho con este libro y me lo pillaré cuando la pila baje un poco!

¿Te gustó el primero de dexter?

Un saludo
M.

Juanma Sincriterio dijo...

¡Hola! Seguro que Supes te agradece el detalle.

Ya contarás qué te parece. Pero repito el aviso: Es crudo de verdad.

El primero de Dexter me gustó. No tanto como la serie, todo sea dicho, pero me gustó. Aquí conté qué me pareció con más detalle:

http://juanmasincriterio.blogspot.com/2007/07/dexter-y-su-oscuro-pasajero.html

Saludos!

Estrellita Mutante dijo...

Ya la tengo apuntada para verla en Sitges, a ver que tal...

Juanma Sincriterio dijo...

Ya contarás. También pasaré por Sitges, pero aun no tengo claro qué veré. Soy un desastre...

Ah, y bienvenida!