4.9.07

Teoría de la evolución XIII: Mascotas

Es difícil, al menos para mi, el elegir la mascota más adecuada. Para empezar, para según qué no tengo sitio.



Y puesto a quedarme con un reptil, la verdad prefiero algo más manejable. Bueno...



Claro que siempre puedo decidirme por la clase y elegancia de un minino...



O por el eterno clasicismo de un can...



Aunque conociéndome, igual unos lindos pajarillos encajarían mejor con mi caracter...



Uf, qué lío.

3 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Qué alegría, veo que posees un gran gusto musical. De esta hermosa fauna musical me quedo con la iguana y el dinosaurio. Dos momentos de la música que difícilmente vuelvan a repetirse. Saludos!

Fastfood dijo...

rock!!! rock!!! rock!!!

Juanma Sincriterio dijo...

Budokan: ¡Gracias! Y hombre, imagino que todo el mundo estará de acuerdo en lo que dices, la iguana y el tiranosauro están un par de escalones por encima de casi todo el mundo...

Fastfood: ¡Sacto! ¡Esos cuernos!