22.7.06

El don de la oportunidad

Llevo unos días bastante preocupado. Estoy seguro de que no hay motivo, y al final no pasará nada, pero eso no impide que me preocupe.

Ya he hablado aquí de mi amigo el escritor y viajero Jorge Carrión. Pues bien, la última vez que nos vimos me comentó, muy ilusionado, que estaba a punto de hacer un nuevo viaje. Estaba realmente emocionado, deseando conocer un nuevo país. Me explicó todos los lugares que pensaba visitar. "Sigue el blog", me dijo, "cada día colgaré una crónica. Así sabrás qué tal me va por allí". Y, bueno, eso lo está cumpliendo, y cada nuevo post supone un nuevo alivio para mi.

Porque el país en el que está mi amigo es Israel, y ya sabéis todos cómo está la cosa por allí. De hecho, su viaje ha coincidido con todo el follón. Lleva allí una semana, y, según me contó, tenía previsto quedarse diez o doce días, así que ya le queda menos para volver. Sus crónicas hablan de tensión en el aire. Estoy preocupado por mi amigo.

Jorge, no creo que leas ésto, seguro que no tienes tiempo, pero si lo haces recuerda que tenemos muchas cosas pendientes. Y cuidate mucho, por favor.

6 comentarios:

chusbg dijo...

El título perfecto, mira que es mala pata o buena si todo sale bien, el viaje es como más aventurero, espero que salga todo bien.
Perdona el rollo pero me viene a la mente una anécdota, a veces uno sueña con hacer viajes que nunca hará y a mi me gustaría Cuba, pero nunca iré pues le tengo miedo al avión entre otros inconvenientes, pues bien lo que pienso es seguro que venzo todos los obstáculos, me planto en Cuba y se muere Fidel.
Me río la verdad, son tonterías que uno piensa.

Juanma Sincriterio dijo...

A Carrion le gusta la aventura, seguro que le irá bien. Ahora, con el interrogatorio que le haré en cuanto vuelva...

Y por Fidel no sufras. Es un ente que no tiene previsto abandonar nuestro plano de existencia en siglos ;)

el foliot rojo dijo...

He echado un ojo al blog de tu amigo. Tremendo. Además sigue posteando, así que puedes estar tranquilo, al menos de momento, ¿no? ¿Es periodista? ¿Está allí por trabajo? Porque si es viaje de placer... ¡madre mía, le gustan las emociones fuertes!

Juanma Sincriterio dijo...

Tú lo has dicho, foliot, tremendo. Es escritor (de hecho cualquier día de estos comentaré su último libro, "La brújula") y, sobre todo, viajero. Se costea los viajes publicando crónicas y tal. Y el viaje lo tenía planeado hace tiempo, pero la cosa se lió cuando le faltaban uno o dos días para partir. La intención era conocer unos cuantos lugares, pero supongo que ésto le habrá trastocado un poco los planes... No sé, creo que vuelve hacia mediados de esta semana. Le interrogaré fondo.

Anónimo dijo...

Ay, Juanma, tener que irme a Berlín para leer tu post y saber que estabas preocupado, y yo que volví a Mataró, terminé "Los mares muertos", los publiqué enteritos en el blog, y me vine para Alemania... Nos vemos en septiembre... Sobreviviré a todo... He estado viendo muchos muros últimamente, y sobre ellos tendré que escribir. Pronto. Por cierto, en tu menú de verano echo de menos La Brújula. Pero todo llegará.
Abrazo desde Mitte. J.C.

Juanma Sincriterio dijo...

Es que vaya momentito que elegiste, compañero.¿Volviste y no avisaste? Ya te vale...

Y La Brújula no está en el menú porque ya está digerida. En breve sabrás qué me ha parecido ;)

Pues nada, que vaya bien en Alemania y nos vemos en septiembre!