23.4.07

Un día en el Saló (o Dios Mio, Estamos Rodeados de Frikis)

El sábado fue el día. Tocó dormir poco (putadas de trabajar de noche...) pero valió la pena. Diez minutos de cola resistiendo estóicamente el ataque de los fanzineros desatados (una plaga, creedme) como buenamente pude (el mp3 a todo volumen ayuda) y accedo al recinto. Y una vez allí dentro el horror.


Decenas de otakus salidos de dios sabe dónde disfrazados de Naruto, Son Goku y demás ídolos del manga y anime, la nueva Liga de la Justicia, esto es, Superman, Batman, Flash, Catwoman y el Principe Valiente (?) (el domingo hice otra visita-relámpago y se les había unido Linterna Verde), haciéndose fotos con el personal, más fanzineros atacando a la que te despistabas un momento, y muuuuuuuchos tebeos. Pero muchos. Por fortuna, fui capaz de resistir mis instintos más primarios y controlé, más o menos, el ansia consumista (solo cayeron el tomo de Planetary, que tiene una pinta brutal, el de Top 10, que es de lo poco de Alan Moore que aún no tenía controlado, y el cuarto y último volumen de Sleeper), y dediqué el resto de la mañana a ver los originales expuestos por allí y ojear todo lo que pude en los diferentes stands. ¿Lo mejor? Pues lo tengo muy claro: En una exposición sobre cómics policiacos, LOS ORIGINALES DE UNA HSITORIETA COMPLETA DE SPIRIT. Simplemente increíble. Aún deben estar intentando sacar las babas que se me cayeron contemplando esa obra de arte.

Eso por la mañana, porque porque después de comer tenía una cita. Una cita a ciegas con Kuroi Yume, el crack de (Tierras de Cinefagia (Cine, vicio y subcultura) que no defraudó lo más mínimo. Más bien al contrario. Porque siempre resulta curioso poner cara a alguien a quien llevas tiempo leyendo, siempre queda el temor de que no haya conexión. Pero no fue el caso, y la tarde fue aún más entretenida que la mañana. Destacaría nuestro sentido del timing: ¿Que el Salón está temporalmente vacío, porque la gente aun está comiendo, y se puede ver todo con calma? Pues nos pedimos unas cervezas y nos sentamos en un rincón a charlar de mil cosas. ¿Que vuelve a ponerse a reventar de gente y cuesta trabajo hasta dar dos pasos seguidos? Está claro: Es el momento de dar una vuelta para acabar de verlo todo y rematar las compras. Somos así.

Más tarde se nos unió Hombre Lobo (Horas de oscuridad), y resultó ser también un tipo estupendo. Tuvimos menos tiempo para charlar (jodido trabajo...), pero aún dio tiempo de echar unas risas mientras esperábamos a la gente de Tebelogs (tocaba quedada bloguera, a la que no me pude quedar). Tenía que marcharme pronto, pero aún me dio tiempo de conocer, aunque fuera de refilón, a Franchu (un tipo capaz de abroncar a la gente de El Jueves), el Tete (¡queremos ver ese dibujo de Purita Campos!) y al gurú Jotacé (que es un poco menos verde de lo que me esperaba). Había más gente, pero mi memoria es un asco, sorry. En fin, una gran tarde, unos pocos nuevos amigos... ¡qué más se puede pedir!

P.d. Perdón por la mala memoria, había bastante más gente de la que he nombrado pero... Ahora entiendo por qué alguno iba repartiendo targetas de visita...

P.p.d. Un enorme abrazo a Yume y al Hombre lobo. Sois grandes, y tenemos una noche de fiesta pendiente.

P.p.p.d. Seguramente editaré el post, para corregir algún fallo de memoria y colcocar alguna fotillo, para que os hagáis una idea del ambiente que había por allí.

P.p.p.d. Vale, pocas fotos. Soy un torpe y quedaron muy borrosas...

4 comentarios:

kuroi yume dijo...

jajaja, la memoria es frágil cuando hay sueño y cervezas de por medio!

Me apunto con boli rojo lo de salir un día, que lo sepas!

Juanma Sincriterio dijo...

Y aparte de eso es que vino todo el mundo de golpe, y uno ya tiene una edad, y... Mierda, qué mal se me dan las excusas XD

Tendrás noticias mías, seguro!

forfy dijo...

Que envidia amigos, que envidia. No ya por el Salón (que también) sino por la quedada. Desde luego que cuando vaya para allá tendréis noticias mías. Que yo también tengo boli rojo de apuntar!

Saludos!

Juanma Sincriterio dijo...

¡Ya estás tardando! Y asegurate de que el boli está hasta arriba de tinta, porque no vas a dar abasto...

Saludos!