31.7.07

Dexter y su oscuro pasajero.

Hay bastantes diferencias entre Dexter (la serie) y El oscuro pasajero, la novela en que está basada la primera temporada, pero al mismo tiempo cuesta imaginar una adaptación más fiel. De hecho, más que una adaptación, la serie parece una corrección y ampliación de la novela. Comenzando con la trama, que en la novela es bastante más directa, sin tantos giros como en la serie, y continuando con todos los personajes secundarios, apenas esbozados en la novela pero imprescindibles en la serie.

"-Ahora en serio, ¿Qué haces aquí?
-¿Por qué no iba a venir, Vince? -dije, intentando dar a mi voz una nota de indignación -. Es el lugar de un crimen, ¿no?
-Analizas muestras de sangre -dijo él, tirando al suelo lo que fuera que estuviera mirando y buscando otra cosa.
-Ya lo sé.
Me miró con la mayo y más falsa de las sonrisas.
-Aquí no hay sangre, Dex.
Eso me desconcertó.
-¿Qué quieres decir?
-No hay sangre: ni aquí ni en los alrededores, Dex. Ni una gota. lo más raro que hayas visto nunca -dijo él.
Ni una gota. Podía oír esa frase retumbando en mi cabeza, cada vez más fuerte. Ni una gota de esa cosa caliente, pegajosa, sucia y desagradable llamada sangre. No había muestras. Ni manchas. NI SIQUIERA UNA GOTA DE SANGRE.
¿Por qué no se me había ocurrido antes?
(...)
-Impecable -dije. Y lo era, incluso más allá de la pulcritud del corte. Nunca había visto un trozo de carne muerta con aspecto tan limpio, seco y pulcro. Maravilloso.
"



La trama de la novela viene a ser el esqueleto a partir del cual se ha construído la historia que nos cuenta la serie. Toda la novela está ahí, a veces de manera literal, pero con muchos añadidos. Incluso con algún cambio. Para empezar, los crímenes de Dexter. En la serie tenemos prácticamente uno por episodio hasta bien avanzada la temporada, mientras que en el transcurso de la novela apenas hay dos de ellos (ambos trasladados casi literalmente a la serie). El que haya visto la serie sabe que estos momentos-psycho son los más útiles a la hora de conocer realmente a Dexter (además de ser los mejores momentos de la serie), son los momentos en que no finge nada, en que Dex es realmente Dex. El interrogatorio sentimental a la pareja que trafica con inmigrantes o el (increíble) episodio del psicoanalista son originales de la serie, por ejemplo. Por otra parte, momentos que en la novela son poco más que detalles sin importacia, son ampliados en la serie. El "regalo oral" que recibe Dexter de su novia Rita en la novela se queda ahí, mientras que en la serie es la base de un episodio completo.

La resolución de la historia seguramente sea la mayor diferencia entre original y adaptación. La sorpresa final (el tipo que "juega" con Dex en realidad es...) es la misma, aunque se llega a ella de distinta manera. Mientras que la novela va directa al grano y no nos muestra al asesino hasta el final, la serie añade varios giros a la trama que no hacen sino potenciar la clave de la novela: La conexión entre Dexter y el asesino.

Pero sin duda la mayor diferencia entre el original y la adaptación radica en el tratamiento de los secundarios, punto en el que la serie gana por goleada a la novela. Porque en la novela los secundarios son, directamente, caricaturas que aparecen de tanto en tanto, LaGuerta no es más que una teniente lameculos amante de aparecer en la tele, desde el principio hasta el final, mientras que en la serie empieza así para experimentar un crecimiento considerable, para acabar siendo un personaje bastante más complejo y atractivo. Y lo mismo con el resto de secundarios, siendo el caso de Angel Batista quizá el más sangrante. Un personaje que llega a coprotagonizar un par de capítulos de la serie, uno de los mejores "amigos" de Dexter en la serie, apenas aparece en una docena de páginas en el libro. Apenas tiene ocho o diez líneas de diálogo.

Donde no hay ninguna diferencia es en Dex: Es exactamente el mismo tipo en ambos medios. Todos los detalles de su personalidad que nos muestra la novela aparecen en un momento u otro en la serie. De hecho, una de las pocas cosas que no trataba la primera temporada sobre Dex es el "mono", la necesidad y la ansiedad que le provoca no poder "jugar su jueguecito", cómo está cada vez más descentrado y torpe según pasa tiempo sin matar. ¿Y cuál creéis que es la base de los episodios "filtrados" de la segunda temporada?

Así que por una vez la adaptación supera en bastante al original. No porque la novela sea mala, que no lo es (tampoco es una obra maestra, ni mucho menos), sino porque en la serie está no solo todo lo que hay en la original, sino muchísimos añadidos que en el texto solo están levemente esbozados.

¿He dicho ya que si no habéis visto la serie ya estáis tardando?

4 comentarios:

Té la mà Maria - Reus dijo...

very very good blog, congratulations
regard from Catalonia Spain
thank you

Lucía dijo...

Ya casi casi tengo los dos primeros episodios de la segunda ...

Esta bien que por una vez hayan cogido una buena historia y la hayan desarrollado.

BUDOKAN dijo...

Tengo que ver esta serie que parece más que interesante y hasta el momento se me viene escapando. Saludos y muy bueno el post para alentar a verla.

Juanma Sincriterio dijo...

Té la ma maria: Gracias, igualmente.

Lucía: Y tanto que está bien. Ojalá abundasen más las adaptaciónes tan bien trabajadas. En este caso de verdad que los responsables de la serie han hecho crecer mucho la historia.

Ya contarás cuando veas estos dos capítulos si se confirman tus sospechas de hace unos días...

Besotes, y felices vacaciones!

Budokan: No lo dudes, es de lo mejor que se ha hecho en los últimos tiempos.

Muchas gracias, y saludos!