2.5.07

Chicas muertas

"Se abrieron paso a través de la puerta; yo salté por el balcón y eché a correr. Era medianoche en Nongkhai y no sabía hacia dónde ir."

Pocas veces un comienzo resume tan bien el espíritu de un libro como en este caso, pues Chicas Muertas es, ni más ni menos, la historia de una pareja desesperada embarcada en una huída hacia adelante sin esperanza alguna de alcanzar un buen final. Ella, Primavera, es una muñeca, una chica contaminada con un extraño virus capaz de modificar la estructura genética del infectado. ¿Sus efectos? Bueno, resumiendo, su piel se transforma en plástico, poco a poco, y pierde toda capacidad de sentir nada, aparte de un voraz apetito sexual (de la variedad que incluye cuchillas, jeringuillas, mordiscos virulentos y bastante sangre. Todo esto con el único fin de propagar el virus, claro). Él, Iggy (¿Pop?) está enganchado a ella, de la misma manera que otros están enganchados a la heroína. O quizás enamorado, nunca se sabe con estos sentimientos tan extremos. Y huyen, al principio, de un Londres convertido en un gigantesco gheto (para intentar controlar la plaga).

El libro es cortito y contundente, y parece escrito con animo de escandalizar a mentes bienpensantes, con continuas exhibiciones de sexo "radical" y depravaciones varias. Un paseo por el lado salvaje, que dirían algunos, aunque seguramente no sea tan enfermizo como pretende. De hecho, a ratos me dio la impresión de estar leyendo las fantasías de un salido. ¿A quién si no se le ocurriría imaginar un mundo en el que una enfermedad convierte a las jovencitas en los fetiches sexuales, siempre deseosas y dispuestas a hacer cualquier barbaridad que se le ocurra al machote de turno? No digo que el libro sea eso, sino que no es tanto un libro provocador (que es como lo venden, no hay más que mirar la contraportada o leer la solapa para comprobar como abundan adjetivos como "mórbido", "escandaloso", "provocador", etc...) como una fantasía punk de personajes viviendo al límite y contra el mundo. Y, por supuesto, sin esperanza. No future...

5 comentarios:

kuroi yume dijo...

hummmm!
alguna vestida de school girl?

Juanma Sincriterio dijo...

Oh yeah. Con la edad de una school girl y vestida como tal...

el foliot rojo dijo...

Suena interesante, Juanma, como todas tus propuestas. Pero esta, mmm, no se, tiene un no se que... extrañamente atractivo...

Juanma Sincriterio dijo...

Sí, está bastante bien. No es tan escandaloso como pretende, pero tiene una buena dosis de morbo. Y chicas salvajes...

Saludetes!

José Ramón Vázquez dijo...

Hombre, a mí me pareció un poco pedante e innecesariamente recargado, pero mal no estaba. Además de precio sí estaba bien