31.5.06

La tierra trema

"Mi verdadero padre, el adorador del diablo, dice que las estrellas me han elegido para sucederlo. Y también dice que lo haré por mi libre albedrío. Y, para decirte la verdad, tío, no estoy seguro de que me haya quedado ni una pizca de albedrío a partir de anoche. No sé qué le hicieron a mi cabeza. Pero mi madre es una puta y Jesús una mujer desnuda, y veo gallinas gigantescas sacando a los papas de Vaticano. Te lo digo: mis tres almas están enfermas y sé que, en el futuro, me convertiré en el peor de los monstruos."

Ayer no tenía ni idea de cómo meter mano a este comentario, y hoy sigo más o menos igual. Solo tengo claras un par de cosas: Uno: He disfrutado como un enano y dos: ¡Quiero que publiquen ya los dos tomos restantes de la serie!

En esencia, esta primera parte de las crónicas históricas de los illuminati es una historia de demolición e iniciación.
Demolición porque, una por una, todas las cosas que Sigismundo Celine da por seguras se convierten en polvo. Su padre no es su padre, sus creencias se revelan equivocadas, sus actos se revelan como estupideces... Hasta la biblia resulta ser una fuente de herejía. El mundo entero se presenta ante los ojos de Sigismundo Celine (un joven de 14 años del Nápoles de 1764) como una gran farsa. Su paso de adolescente a adulto, el continuo aprendizaje y su iniciación en las sociedades secretas... Que es una novela iniciática (a varios niveles) es obvio.

Los acontecimientos se suceden a un ritmo de vértigo, en menos de 400 páginas pasa de todo. Hay crimenes, profecías, unos centenares de sociedades secretas (Wilson no se corta un pelo, por momentos parece que se cachondea del tema: Habla de la M.A.F.I.A, los carbonari, los rossi, francmasones, iluminados... Ni los propios personajes se aclaran.), varios cameos de nivel (Mozart, Casanova, ¿Frankenstein?...), amores imposibles, libros prohibidos, alguna castración, duelos, la fórmula para crear un homúnculo... Y el autor aun tiene tiempo para recrear el Nápoles (y media Europa...) del sigo XVII de manera bastante creíble (se me ha hecho más real, por ejemplo, que la recreación de Neal Stephenson en Azogue, que retrata una época pelín anterior). ¿Se nota que me ha encantado?

En la mesa de trabajo de R. A. Wilson, autor de esta increíble novela, hay una targeta siempre a la vista con una leyenda: "Si crees que sabes qué demonios sucede alrededor, seguro que tienes una empanada mental", y la verdad es que no se me ocurre mejor manera de definir esta historia.

8 comentarios:

Roma dijo...

Chapeau!
Me has puesto los dientes más largos...
Sabes que me leí aquellos treinta folios que gracias a ti me pude descargar, y que te dije que aquello iba que volaba... La próxima vez que "salga de compras" lo llevaré apuntado.

Creo sinceramente que tu blog es muy bueno... estaba pensando en ello, en realidad siempre lo pienso, y me he acordado de tu primer post, y de la graciosa anécdota que nos ocurrió de que se publicase tu post, el primero, y al minuto te puse un comentario. Y tu respuesta, jajaaaaa. Fue muy gracioso todo. Tardaste un poco en empezar a editar y lo hacías de tarde en tarde. Ahora tienes un blog de calidad, lleno de interés. Le has cogido el punto y llevas un excelente ritmo.
Me dejas felicitarte?

Felideus dijo...

Pues me ha picado la curiosidad y me apetece bastante leerlo, gracias por la recomendación Juanma.
Aunque no se si odiarte por contribuir a mi ruina bibliofágica ;P

Javier Esteban Gayo dijo...

Tiene buena pinta sep. Y ese lema me encanta :)

Juanma Sincriterio dijo...

Roma, nunca sabrás cuánto te agradezco tu apoyo, en serio. Y lo de aquel primer post... directamente flipé: Publico la entrada (con aquel mono saludando...), entro para ver como ha quedado... ¡y veo que tengo un comentario! En serio: GRACIAS.

Felideus, qué quieres, soy generoso y me gusta compartir mi ruina con los demás :p

Y el lema es la bomba, javier, estoy por tatuármelo...

Julieta Lionetti dijo...

Gracias Juanma por ser un lector tan agudo. Es el mejor comentario que he leído sobre la novela de Wilson, incluidos los de firmas muy conocidas que han salido en periodicos de fama. Para llamarte Sincriterio, creo que el criterio te desborda.

Juanma Sincriterio dijo...

Gracias, me alegro de que te haya gustado. Oye, ¿Para cuando la continuación?

Un saludo!

Julieta Lionetti dijo...

Juanma, ya estoy en plena traducción de la segunda entrega, que es de lectura un poco más dificililla. Pensábamos sacarlo para octubre. Lo que haré es,cuando esté conforme con el primer capítulo, colgarlo en la página para ir haciendo boca. Aunque el libro no esté hasta el otoño. Gracias por tu interés en los libros de nuestra editorial. Ah, y nos hemos permitido un link a tu blog.

Juanma Sincriterio dijo...

Gracias! :)